El año pasado, Magnum fue la primera marca de helados en ser pionera en una nueva tecnología de reciclaje y la primera en utilizar plástico reciclado en la industria de los helados.

Diseñados para hacer frente al impacto que tiene el plástico en el medio ambiente, los nuevos envases y tapas de Magnum para su gama de tarrinas son totalmente reciclables y están fabricados con plástico de polipropileno reciclado (rPP de sus siglas en inglés).

La avanzada tecnología de reciclaje que lo hace posible, transforma los residuos plásticos que antes no eran reciclables en un recurso valioso. Los residuos de rPP se pueden reprocesar de manera infinita, ya que el método de reciclaje de circuito cerrado preserva la calidad del material, reduciendo así la necesidad de plástico virgen.

Inicialmente, 600.000 de los nuevos envases se lanzaron en Bélgica, Países Bajos y España en 2019. Este año, se introducirán más de 7 millones en otros países europeos. Y a partir de 2021, los nuevos envases se lanzarán a nivel mundial.

A finales de 2020, todos los envases Magnum Tarrinas en Europa se producirán con rPP, lo que significa más de 160.000 kg de plástico reciclado. Nuestro objetivo es que, para 2025, todos los envases Magnum estén fabricados con plástico reciclado. El despliegue completo en todos los países europeos es otro paso emocionante hacia un futuro más sostenible.

Como dice Julien Barraux, Global VP de Magnum: “Estamos orgullosos de ser una de las primeras marcas de helados del mundo en ser pioneras en esta tecnología innovadora. A través de este nuevo enfoque, esperamos liderar la industria de alimentación y refrescos hacia un futuro más sostenible, allanando el camino hacia una economía circular.

Hoy en día, los consumidores, con razón, esperan que todos los envases sean sostenibles. Al mantener nuestro material plástico al día, contribuimos a un planeta más saludable y prevenimos la contaminación por plástico.

Con más consumo en el hogar por la Covid-19, la introducción de estos envases y su impacto reducido en el medio ambiente se vuelve aún más relevante a medida que el mundo se prepara para un nuevo futuro ".

No existía un proceso, así que ayudamos a desarrollar uno

Aunque ha habido opciones de rPP disponibles para productos de belleza y cuidado personal durante algún tiempo, no había soluciones aprobadas para su uso en envases aptos para alimentos. Por lo tanto, colaboramos con SABIC, líder mundial en productos químicos diversificados, para desarrollar uno.

El rPP utilizado en Magnum no se obtiene mediante reciclaje mecánico tradicional, ya que no es adecuado para envases en contacto con alimentos. Utilizamos un innovador proceso de reciclaje que transforma los residuos plásticos en una resina con las mismas características que la resina virgen alimenticia.

Esta nueva tecnología nos permite reciclar residuos plásticos mixtos de baja calidad que, de otro modo, probablemente se destinarían a la incineración o al vertedero. Actualmente no es posible producir rPP de calidad alimentaria con ningún otro sistema de reciclaje.

La medida es parte del compromiso global más amplio de Unilever de reducir a la mitad el uso de plástico virgen de la empresa al reducir su uso absoluto de envases de plástico en más de 100.000 toneladas y acelerar el uso de plástico reciclado para 2025.

El plástico tiene su lugar, pero ese lugar no es el medio ambiente

La velocidad a la que estamos utilizando actualmente los recursos significa que, en poco tiempo, se agotarán. Necesitamos no solo incorporar el reciclaje en nuestra rutina diaria, sino también centrarnos en las nuevas tecnologías, para reducir el uso de plásticos con urgencia.

La economía circular tiene como objetivo cambiar la forma en que fabricamos, usamos y, en última instancia, desechamos los materiales. Garantiza que el mundo pueda seguir apoyando las necesidades de una población en crecimiento y, al mismo tiempo, revertir nuestros actuales niveles insostenibles de contaminación.

El plástico es un material valioso. Es crucial para la distribución segura y eficiente de productos, y tiene una menor huella de carbono que muchos materiales alternativos. Por lo tanto, tiene su lugar. Ese lugar está dentro de la economía circular, donde se reutiliza, recicla o composta. Y donde se mantiene en un bucle, para evitar que encuentre su camino hacia el medio ambiente.

Explorar más información sobre estos temas
Volver arriba

SÍGUENOS

Siempre estamos encantados de conectar con personas que comparten nuestro interés por un futuro sostenible.

CONTÁCTANOS

Ponte en contacto con Unilever y nuestros equipos de especialistas, o encuentra contactos por todo el mundo.

Ponte en contacto con nosotros